¿No duermes, osito?

¿No duermes, osito? fue un álbum muy popular que firmaron Barbara Firth (1928-2013) y Martin Wadell. Su argumento es clásico: Oso Pequeño no se puede dormir porque tiene miedo de la oscuridad; Oso Grande va encendiendo lámparas pero Oso Pequeño sigue sin dormirse; hasta que al fin Oso Grande tiene una idea…

Las ilustraciones a lápiz y acuarela, graciosas y tiernas, ocupan una o las dos páginas. Con frecuencia el marco de la página sugiere la cueva donde viven los osos. Los textos repetitivos, además de ser apropiados para lectores pequeños, tienen gracia. Es un cuento eficaz para «resolver el problema» de dormirse que también es una lección de psicología infantil y de relación padre-hijo entrañable: el padre es paciente y se toma en serio al niño, el niño es consciente del cariño y de la atención de su padre. Un interesante matiz añadido es la sutil incitación a la lectura: Oso Pequeño ve a Oso Grande leyendo, y éste sabe dejar el libro por atender a Oso pequeño.

Los autores repitieron la fórmula en: Tú y yo, osito (You and Me, Little Bear, 1996), Muy bien, osito (Good Job, Little Bear, 1999), y Duerme bien, osito (Sleep Tight, Little Bear!, 2005), relatos en los que las situaciones se reiteran y en los que un padre dedica tiempo a los deseos de su hijo.

Deja un comentario