Cuentos de mamá osa

Para los momentos anteriores al sueño hay un tipo de relatos con aires y protagonistas propios de cuentos folclóricos que, naturalmente, se orientan hacia un somnoliento final. Es el caso de los tres Cuentos de mamá osa que narra e ilustra Kitty Crowther. El libro comienza cuando el osito protagonista le pide a su madre que le cuente tres cuentos que, por otra parte, ya conoce bien. El primero, sobre la guardiana de la noche, la que va avisando a todos los animales del bosque que hay que dormir aunque, al final, ¿quién la avisa a ella? El segundo, sobre una niña llamada Zhora que se pierde en el bosque, hasta que un murciélago la orienta y la lleva hasta un lugar donde se duerme tranquila. El tercero, sobre un señor bajito que no se quitaba nunca su abrigo y que no lograba dormir hasta que, después de un buen baño, con abrigo y todo, lo acaba consiguiendo. Los relatos son amables y están acompañados de unos dibujos cálidos con carboncillo y lápices de colores. Normalmente las ilustraciones ocupan las páginas derechas y la narración las izquierdas, sobre fondo blanco, salvo unos pocos momentos, dos o tres por cada relato, en los que hay una ilustración que ocupa la doble página.

Deja un comentario