Soy pequeñita

Soy pequeñita, de la ilustradora china y afincada en Canadá Qin Leng, es un buen álbum sobre relaciones entre hermanos pequeños. La protagonista empieza presentándose: «Yo soy Mimí… y soy muy pequeñita, totalmente mini». En las páginas sucesivas vemos que todos son más altos que ella, en casa, en la escuela, en la calle; también, que los pies le cuelgan de los asientos y que en la pastelería no alcanza a ver los pasteles del mostrador. En fin, todo eso le preocupa y no para de preguntarse cuándo crecerá. Por otro lado, sus amigas le hacen ver las ventajas de su tamaño: para jugar al escondite, para salir delante en las fotos, etc. Hasta que un día en su casa tiene una sorpresa y su forma de ver las cosas cambia. El planteamiento del relato y las escenas individuales son certeros y tienen gracia: tanto por las ilustraciones, que son dibujos que hacen notar cómo se ve a sí mismo el pequeño frente a los mayores, como por los comentarios que se van haciendo, que, aunque a veces se formulen de modos que una chica como Mimí no haría —por ejemplo cuando piensa que su tamaño es humillante—, sí reflejan bien su mundo de sentimientos y pensamientos.

Deja un comentario