El último dragón y otros cuentos

El último dragón y otros cuentos contiene cinco relatos cortos de Edit Nesbit: El dragón de hielo o Haz lo que te ordenen, El dragón de fuego o El corazón de piedra y el corazón de oro, Billy, el rey, Los salvadores del país, El último dragón. Este último se publicó póstumamente, en 1925; Billy, el rey, en 1905; los demás en 1899. Son narraciones en la línea irónica y bromista del famoso cuento de Kenneth Grahame El dragón perezoso. En todos ellos unos niños y niñas, a veces princesas y príncipes de otros tiempos, se ven envueltos en aventuras fantásticas cómicas en las que cuentan con ayuda de unos dragones que son más o menos bondadosos.

Puede dar idea de la forma en que la narradora se dirige a sus lectores este párrafo al comienzo de El dragón de hielo: «Quizá creas que ya conoces todas esas cosas desagradables que te podrían llegar a ocurrir si eres desobediente, pero hay algunas que ni siquiera tú conoces, y que George y Jane tampoco conocían». Y del modo en que mezcla con habilidad elementos de los cuentos tradicionales con los propios de ambientes modernos este otro al principio de El último dragón, el mejor de estos relatos, cuando se dice: «Por supuesto, ya sabéis que existió un tiempo en el que los dragones eran tan comunes como puedan serlo ahora los autobuses, y casi igual de peligrosos».

Hubo, años atrás, una edición con estos y otros cuentos, que se tituló Historias de dragones (Anaya, 1991) y que tenía las ilustraciones originales en blanco y negro de H. R. Miller y H. Grandville Fell. La edición actual viene con unas buenas ilustraciones en color de Rocío Martínez.

Deja un comentario