El cuarto Rey Mago

Hay libros excelentes que, por distintas razones, no están disponibles en el mercado y sólo pueden leerse en bibliotecas públicas, o conseguirlos en el comercio de libros usados, o buscarlos en ediciones en otros idiomas. Es el caso de El cuarto Rey Mago, un relato navideño del autor alemán Willi Fähmann (1929-) magníficamente ilustrado por el checo Jindra Čapek (1933-). La historia cuenta que «un gran anhelo se apoderó del jefe» indio Luna de Plata cuando un día descubrió una estrella y, convencido de que su búsqueda era el sentido de su existencia, viajó durante toda su vida tras ella.

El autor emplea un recurso de algunos cuentos tradicionales cuando, al emprender el viaje, Luna de Plata recibe dos consejos contradictorios: «No mires a tu izquierda ni a tu derecha. Sigue tu camino y no te importe nada lo que ocurra a tu alrededor. Si no obras así, no alcanzarás tu destino», le dice su hermano Ciervo Veloz. Su madre, sin embargo, le dice: «Mira a tu izquierda y a tu derecha y sigue tu camino. Pero nunca olvides a quienes necesiten ayuda. De otro modo, no alcanzarás tu destino». Cuando se siente confuso y no sabe qué hacer al llegar a la costa, escuchó una voz en su interior que le decía: «Aquel que guía las estrellas también ha creado el mar. El es fiel y no permitirá que te extravíes».

Deja un comentario