Un hoyo es para escarbar

Un hoyo es para escarbar está considerado uno de los álbumes históricamente más importantes, es tal vez el que más fama dio a su autora, Ruth Krauss (1911-1993), y es uno de los que lanzó la carrera de Maurice Sendak (1928-2012).

En él vemos escenas de vida cotidiana de niños, sin hilo argumental, cada una con un comentario bienhumorado al pie. Entre otros: «Una cara es algo que uno tiene delante de la cabeza», «Una fiesta es para que los niños estén contentos», «El sol es para que haga un día fantástico»… Y varias sobre hoyos o agujeros: «Un hoyo es para escarbar», «En un hoyo quizá podrías esconder cosas», «Un hoyo es para plantar una flor», «Un agujero es para que un ratón viva en él», «Un agujero es para mirar por él», «Un agujero es cuando te caes dentro si metes el pie»…

El tipo de humor de nonsense del libro se anuncia ya en el subtítulo que figura en la cubierta: «Un primer libro de primeras definiciones». Su publicación marcó nuevos estándares en los libros para prelectores y primeros lectores, debido a las ilustraciones de Sendak, pero también por ser el primer libro cuyos textos y dibujos parecían venir directamente del niño, y por ser el primer libro «fragmentario», sin más continuidad que la presencia de los mismos chicos en las sucesivas ilustraciones.

1 Comentario

Deja un comentario