Nasrudín

Nasrudín, un álbum ilustrado por Rébecca Dautremer (1972-) y con un texto de Odile Weulersse (1938-), cuenta una vieja historia que se ambienta, en esta versión, en un pueblo árabe. Un padre y su hijo van por tres veces al mercado con un burro: una vez son criticados por ir el padre montado y el niño a pie; otra por ir el niño encima y el padre a pie; otra por ir ambos encima; otra por ir ambos a pie… El chico, afectado por los comentarios que oye, va pidiendo a su padre cada vez el ir de una manera distinta y el padre, siempre serenamente, acepta la sugerencia para conseguir que su hijo, al final, saque por sí mismo la lección.

Ningún lector que ya conozca la historia dejará de apreciar cuánto enriquecen su lectura las espectaculares dobles páginas con las figuras sobre fondo blanco, que centran el interés en los personajes y sirven de arranque cada vez que los protagonistas emprenden el viaje, y las demás que recogen los distintos ambientes: la casa del pueblo, los caminos y la ciudad a la que van. El poder de sugerencia de las ilustraciones se acentúa por los enfoques tan variados, por los frecuentes recortes de las figuras, y por la habilidad para lograr continuidad gráfica entre ilustraciones, usando distintas perspectivas de los mismos escenarios y estableciendo elementos comunes en imágenes sucesivas, como los hilos del tendido telefónico y algunos rótulos de las calles. Además, las imágenes transmiten muy bien las actitudes de timidez del chico, de paciencia del padre, de burla o sorpresa de los observadores.

1 Comentario

  1. […] Cornelio, otro álbum más de Leo Lionni, es un joven cocodrilo que desea erguirse y ponerse a dos patas para poder ver más lejos que sus congéneres. Además, Cornelio tiene un enorme deseo de hacer cosas nuevas y, con ayuda de un mono, aprende también a ponerse cabeza abajo y a colgarse de los árboles con la cola. Entretanto, los demás cocodrilos parecen despreciar las nuevas habilidades que va consiguiendo dominar. Una vez más, Lionni cuenta una buena historia de aprendizaje y tenacidad, en la que habla también de no hacer caso de las opiniones ajenas envidiosas (como lo hace también Nasrudín). […]

Deja un comentario