Dos ardillas y una piña

Dos ardillas y una piña, de Jim Field y Rachel Bright, tiene como protagonistas a dos «ardillos»: Cyril el Espontáneo, que vive siempre al día, y Bruce el Previsor, que se preocupa de almacenar mucha comida para el invierno. Cuando ambos ven una piña comienzan a perseguirla y a competir entre sí a ver quien se hace con ella mientras los demás habitantes del bosque observan lo que ocurre y sufren las consecuencias.

Las figuras son simpáticas. La historia tiene mucho movimiento. Las escenas, muy variadas, se presentan con perspectivas muy cinematográficas. Los paisajes de fondo son magníficos. La narración usa recursos de cómic: hay páginas con varias escenas consecutivas, como en viñetas. Todo conduce al mensaje anunciado y, también, al de que compartir un buen rato y echar unas risas con un amigo es lo mejor. No conozco la versión original de la historia pero los versos con los que se cuenta en castellano suenan bien y son graciosos.

Deja un comentario