Animalium y Botanicum

Una vistosa e instructiva serie de álbumes de conocimientos es la que comenzó con Animalium y Botanicum, ambos ilustrados por Katie Scott y con textos de Jenny Broom y Kathy Willis, respectivamente. Son libros de gran formato y espectaculares ilustraciones. Es original su planteamiento: no se presentan como libros sino como Museos, «abiertos las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana», de los que las autoras son comisarias y en los que no hay capítulos sino grandes salas, cada una de las cuales ocupa varias dobles páginas. En Animalium las «salas» son seis: Invertebrados, Peces, Anfibios, Reptiles, Aves, Mamíferos. En Botanicum son siete: Las primeras plantas (Algas, Briófitas, Hongos y líquenes, etc.); Árboles (Coníferas, La secuoya gigante, El Gingko biloba, etc.); Palmas y cícadas, Plantas herbáceas, Gramíneas, espadañas, ciperáceas y juncos, Orquídeas y bromelias, y Adaptarse al entorno. Al final hay Bibliografías, Glosarios, y apartados «Para saber más». No son álbumes de conocimientos con bromas gráficas o de contenido, sino más bien una especie de enciclopedias. Las ilustraciones, con pluma y tinta, y coloreadas digitalmente, de una gran precisión, tienen el aspecto típico de las que solían hacer los naturalistas en los siglos dieciocho y diecinueve, algo que contribuye a darles a los libros un elegante aire antiguo.

Deja un comentario