El dragón rojo

Max Velthuijs (1923-2015) fue un importante pintor e ilustrador holandés. Entre los muchos álbumes ilustrados que publicó uno fue El dragón rojo.

En él se cuenta que aparece un dragón gigantesco en un pequeño y apacible país, y causa terribles destrozos. Es capturado, juzgado y, como parece una pena matarlo, se le proponen misiones militares, que no desempeña con ganas. Como es inofensivo, le ofrecen ser atracción de circo, pero tampoco lo hace bien. Por último, dan con su sitio al encargarle dar fuego a una máquina que produce electricidad para la ciudad, cosa que cumple a plena satisfacción si le dan bien de comer.

El relato se narra con ilustraciones en guache y a doble página. Las figuras se recortan sobre fondo blanco y se presentan sin recurrir a la perspectiva: al autor le importa que su dibujo sea narrativo y llegue con claridad al lector. En este, como en sus otros libros, el autor habla de convivencia, de saber evitar los prejuicios, de no juzgar a primera vista y de intentar reconocer cuál es el mejor sitio para cada uno.

Deja un comentario