Pippo el loco

Los álbumes ilustrados pueden ser cauces muy apropiados para enseñar aspectos de la historia de modo atractivo, y buenos puntos de partida para estimular la curiosidad de los jóvenes lectores.

Un buen ejemplo es Pippo el loco, un relato breve de la norteamericana Tracey E. Fern ilustrado por el barcelonés Pau Estrada (1961-). La historia se centra en el empeño del joven arquitecto renacentista Filippo Brunelleschi, primero por ganar el concurso para ser el constructor de la cúpula de la Catedral de Florencia, y luego por realizar su obra en lucha con un competidor poco leal, Lorenzo Ghiberti.

La calidad y claridad de las ilustraciones realzan la anécdota que se cuenta, que además atrae por lo que tiene de conflicto competitivo y de lección de perseverancia frente a las dificultades; y también por sus conclusiones de que, al fin, lo que más mueve no son los beneficios y la gloria sino la misma satisfacción del trabajo bien hecho y de ver reconocido el mérito.

Deja un comentario