Miguel Strogoff

De todas las novelas de Jules Verne (1828-1905) tal vez sea Miguel Strogoff la que tiene un mayor sabor aventurero: fue de las que más éxito tuvo en su momento y es de las que siguien siendo más populares hoy.

Del héroe,  un oficial del ejército ruso, nos avisa el narrador que es un hombre que tiene todo lo que se necesita para triunfar allí donde otros resultarían derrotados. Ha de atravesar Siberia para entregar un mensaje al hermano del emperador. En su misma dirección viajan la joven Nadia, una chica hermosa y valiente, que desea reunirse con su padre; y dos periodistas, el inglés Enrique Blount y el francés Alcides Jolivet, todo ojos el primero y todo oídos el segundo según indica también el narrador. El correo del zar deberá superar en astucia al jefe tártaro Iván Ogareff.

Miguel Strogoff es un héroe distinto a otros personajes del autor pues sus intereses científicos son escasos, e igual como ejemplo de hombre íntegro, fiel al compromiso y leal hasta la muerte, con un comportamiento en el que no hay la más mínima fisura. La novela tiene un punto fuerte en el contrapunto cómico que ponen los dos periodistas que, a la vez que se admiran del protagonista, rivalizan entre sí y, al mismo tiempo, se apoyan uno al otro si hace falta. Verne fue preciso en las descripciones de paisajes y escenarios pero no en los acontecimientos históricos que son el telón de fondo de su historia.

Deja un comentario