Marco Polo y Tutankamón

Marco Polo y Tutankamón, de Demi, son buenos álbumes dentro de una categoría que podría estar más poblada: la de los que cuentan sucesos históricos, o de los que intentan ser un primer acercamiento biográfico a un personaje conocido (que no sea un pintor, de los que hay muchos); pero no con la intención de ser libros de conocimientos que aportan mucha información sino con la de ser, simplemente, álbumes ilustrados que animan y estimulan los deseos del lector de saber más.

La vida y las expediciones de Marco Polo se narran colocando en cada página un párrafo de texto y una imagen recuadrada con unos marcos ornamentales —cada uno distinto, pintados sobre seda a partir de bordados chinos e indios— que a veces se ven como desbordados —por un personaje, o una montaña, o un edificio…—; además, en algunas páginas se añaden ilustraciones pequeñas con algún motivo más. Las imágenes, inspiradas en el arte oriental del siglo XIII, están pintadas con tinta china y láminas de oro. En la última doble página aparece un gran mapa con los recorridos de Marco Polo.

Del mismo modo, se cuenta la vida de Tutankamón con textos sencillos e ilustraciones muy vistosas, inspiradas en las pinturas, esculturas y joyas egipcias encontradas en pirámides, templos, santuarios y mastabas.

Deja un comentario