Madeline

Ludwig Bemelmans (1898-1962) fue un pintor y escritor austrohúngaro que emigró, con catorce años, a los Estados Unidos. Después de distintas ocupaciones obuvo un grán éxito cuando publicó Madeline, el primer álbum infantil de una serie que tendría cinco secuelas.

En París, en un internado sabiamente gobernado por una monja que se llama Miss Clavel, viven doce niñas y entre ellas está Madeline. Cuando la operan de apendicitis sus compañeras la van a ver al hospital y eso tiene una consecuencia inesperada.

Todas las ilustraciones del álbum, normalmente unos dibujos estilizados y coloristas pero algunas veces verdaderos cuadros, ocupan una página y tienen una gran frescura. Algunas están centradas en las escenas de grupo de las niñas, en sus paseos o en el dormitorio; otras son panorámicas urbanas de París; otras recogen momentos de sobresalto de Miss Clavel. El relato se cuenta con unos pareados que van al pie de cada ilustración. Al final hay unas indicaciones de los escenarios de París que aparecen: Notre Dame, las Tullerías, el Sacre Coeur, etc.

Deja un comentario