Líneas

Con Líneas, Suzy Lee hace una nueva demostración de su maestría como dibujante y como autora de álbumes, y de su gran capacidad para enseñarnos a disfrutar con y a reflexionar sobre lo que hacemos y lo que ocurre a nuestro alrededor.

En las primeras guardas vemos un folio en blanco y un lápiz. A continuación aparecen sucesivos dibujos de una niña, con gorro y guantes rojos, que patina sobre el hielo, y de las líneas que va dejando trazadas mientras se desliza. Hasta que, cuando intenta una pirueta, se cae… y entonces la dibujante arruga la hoja. Después vuelve a estirarla y, en la misma hoja estirada, continúan su actividad ella y la niña…

En una entrevista la autora hablaba de sus recuerdos infantiles y de las experiencias con sus hijos de los que vino su inspiración y las sensaciones que quiso recuperar y transmitir al confeccionar este álbum. En él, explicaba, quiere hablar de la intensidad de algunos momentos, de la importancia de disfrutar de ellos, tanto al mostrar el gozo de los niños al patinar como el de la ilustradora en su trabajo…, pero también indicar que siempre hay fallos al intentar las cosas y que hay un nuevo gozo en volver a empezar otra vez. Y, quizás, aunque ella no lo apuntaba en la entrevista pero sí en el álbum, que el colorido llega con la convivencia cordial con los demás.

La autora preparó álbumes como La ola, Espejo y Sombras con la intención de que la separación entre las páginas fuera imprescindible narrativamente. En este álbum hace sentir de nuevo la fascinación que provoca pasar la página para ver qué nos depara la historia, pero trabaja sin dejarse limitar por el pliegue central del álbum. De hecho, el álbum bien podría ser una sucesión de láminas del tamaño de la doble página, tal como la ilustración de las guardas finales sugiere, y también podría llegar a ser un corto cinematográfico o una posible aplicación para móvil o tableta.

Deja un comentario