Juana de Arco

El pintor e ilustrador francés Louis-Maurice Boutet de Monvel (1851-1913) dejó una importante huella en la literatura infantil y juvenil con su álbum sobre Juana de Arco. En él cuenta la vida de su heroína con sobriedad y ajustándose bien a los datos históricos conocidos, desde las apariciones angélicas que la empujan a intervenir en la guerra, hasta el juicio al que fue sometida y en el que fue condenada a morir en la hoguera.

Su obra se distingue y perdura por las extraordinarias ilustraciones que acompañan la narración: están planificadas de modo teatral, tanto las escenas de batallas y de multitudes como las de pocos personajes, para centrar la mirada del lector en la figura principal. El autor resolvió con brillantez las transiciones entre las distintas imágenes y estudió cuidadosamente la forma de que las dificultades técnicas de la impresión en color, propias de la época, no restaran calidad a sus imágenes: su dibujo era muy limpio, prescindía de lo superfluo, usaba colores planos y suaves, evitaba las sombras. Logró un libro excepcional, que influyó muchísmo en autores posteriores y en la evolución histórica de los álbumes, pero que hoy se puede leer y contemplar con gusto pues no ha perdido ni actualidad ni frescura.

Deja un comentario