Hija única

Hija única, de la ilustradora china Guojing, es un álbum sin palabras, con la excepción de la nota introductoria de la autora en la que indica que intentó plasmar en el libro los sentimientos de aislamiento y soledad que experimentó al crecer en China durante los ochenta, cuando estaba en vigor la política del hijo único. Cuenta que, de pequeña, sus padres se iban pronto y ella se quedaba con su abuela, pero que a veces su abuela no podía venir y se quedaba sola en casa; y que, cuando tenía 6 años y su padre la mandó, sola, en el autobús, a casa de su abuela, se quedó dormida, se pasó de parada, y, al despertarse, se asustó y se bajó del autobús; luego, al cabo de tres horas, siguiendo el tendido eléctrico del autobús, logró llegar a la casa de su abuela. El álbum sigue casi ese guión al principio pero cambia a partir del momento en que la chica se baja del autobús y se siente perdida: entonces emprende un viaje largo con un misterioso ciervo, que también vuela, en el cual conoce a otros animales amistosos —un osito polar, una cabra, una ballena…—, y recorre distintos lugares.

Gran novela gráfica que ha sido alineada con Emigrantes pues comparte con ella la estructura secuenciada en viñetas de distinto tamaño, la gran calidad de los dibujos a carboncillo y pastel; el encanto afectuoso de las figuras de la protagonista y de los personajes con los que se relaciona, el ritmo intenso y los acentos oníricos de la narración en las escenas de fantasía. El relato consigue transmitir los sentimientos de melancolía y soledad de la heroína, en los ambientes urbanos realistas del principio y en los escenarios fantásticos, más cálidos, de la segunda parte del relato.

En una entrevista la autora contaba que su libro fue creciendo, en su cuaderno de apuntes, a lo largo de varios años: al principio también con palabras hasta que, al fin, se dio cuenta que comunicaría mejor lo que pretendía sólo con dibujos. Decía también que las fantasías de su heroína se parecen a las que tuvo ella siendo niña, que le ayudaron mucho en su vida, y que su intención fue comunicar esos mismos sentimientos esperanzadores a los futuros lectores de su historia.

Deja un comentario