El jardín secreto

De todos los relatos de Frances Eliza Hodgson Burnett (1849-1924) se considera el mejor y más duradero El jardín secreto, una novela repleta de buenos sentimientos e ingenua fantasía, que la autora redactó cuando estaba construyéndose un jardín para una nueva casa.

Yorkshire, Inglaterra. La vida enfermiza de Colin, el primogénito de lord Craven, se altera con la llegada de Mary Lennox, una malcriada prima de su misma edad que había vivido en la India hasta que se quedó huérfana. Mary mejorará su talante gracias a la bondad de Ben, el jardinero, de Marta, la doncella, y de su hermano Dickon. Con el descubrimiento de un jardín cerrado hace años, que Mary hace suyo, la recuperación de Colin es total y todos los secretos encerrados en la vieja mansión son descubiertos.

La novela toma prestados elementos de otras obras semejantes: por ejemplo, la curación de Colin recuerda mucho la de Clara, en la segunda parte de Heidi. Pero, sea como sea, la sencilla simpatía de Dickon, el joven hermano de Marta, y la evolución del carácter de Mary Lennox, acaban ganando al lector. Dejando al margen unas descripciones de la naturaleza algo barrocas, y que a muchos lectores de hoy pueden sonarles exageradas, la historia lanza buenas puntadas a la torpeza y los convencionalismos de los adultos, da un envoltorio sugerente al sueño de los niños de tener un lugar privado, y sobre todo acentúa cómo un entorno de amistad y de contacto con la naturaleza son decisivos para la madurez y el equilibrio de los chicos.

2 Comentarios

  1. Me gustaría poner una sugerencia: Añadir a la ficha del libro, debajo de genero, el publico al que va dirigido, Por ejemplo, en este caso sería +12. De esta manera está toda la información agrupada.

Deja un comentario