El gran libro de los bichos y El gran libro de las bestias

Hay álbumes de conocimientos enciclopédicos y los hay que se limitan a estimular la curiosidad del lector, a presentar algunos conocimientos dentro de un marco vistoso en el que se responden algunas preguntas que pueden abrir puertas a nuevas búsquedas. A esta segunda clase pertenecen El gran libro de los bichos y El gran libro de las bestias, de Yuval Zommer y Barbara Taylor.

El primero tiene 26 capítulos, como por ejemplo, los titulados «Mariquitas», «Polillas», «Hormigas», «Libélulas», «Caracoles», etc., y otros como «Bichos en acción», «Bichos hogareños», «Bichos trabajando», «Bichos en tu jardín», etc. Se proponen también acertijos visuales y hay una hoja con las respuestas al final. Las ilustraciones son ricas, alegres, y están muy pobladas. Las explicaciones son claras y el tono con el que se dan es animante, siempre a favor de los bichos (es decir, que si alguna vez te molestan, por supuesto que lo hacen sin querer e incluso en esos casos debes estarles agradecido…)

El segundo, también con 26 capítulos, empieza con los titulados «Familias bestiales», «Garras y dientes», «Aullidos, gruñidos y olores»… Algunos están dedicados a distintos animales: armadillos, leones, puercoespines, hipopótamos, por ejemplo. Y cierran el libro «Bestias de la edad de hielo», «¡Salvemos a las bestias!», «Bestias en la calle». Se propone al lector el juego de observación de buscar y encontrar huellas en cada página, que se resuelve al final, y se van respondiendo distintas curiosidades en cada doble página.

Deja un comentario