Búho en casa

Búho en casa, de Arnold Lobel, son cinco relatos cortos del mismo tenor que los de Sapo y Sepo. El invitado es el invierno, al que Búho deja pasar pero no se porta nada bien. Estando acostado Búho ve aparecer unos Bultos extraños al pie de la cama que le asustan y le llevan a dormir en el sillón. El Té de lágrimas se lo prepara Búho provocándose lloros al pensar en cosas tristes. Arriba y abajo trata de la dificultad que tiene para estar a la vez en los dos pisos de su casa. Búho y la Luna cuenta cómo Búho le dice a la Luna que no hace falta que le acompañe a casa, pero la Luna sin embargo lo hace…

Las historias son graciosas, están bien contadas, y van acompañadas de ilustraciones eficaces que subrayan los sentimientos y la ingenua bondad del personaje. Como ejemplo, véanse cosas que hacen llorar a Búho: sillas con las patas rotas, canciones que no se pueden cantar porque las letras han sido olvidadas, cucharas que han caído detrás de la estufa y nunca más serán encontradas, libros que nunca más podrán ser leídos porque algunas páginas les han sido arrancadas, relojes que se han detenido y no hay nadie cerca para darles cuerda, amaneceres que nadie vio porque todo el mundo estaba, puré abandonado en un plato porque nadie quiso comérselo, lápices demasiado cortos para escribir con ellos… El lenguaje tiene modismos venezolanos.

Deja un comentario